cancel
Showing results for 
Show  only  | Search instead for 
Did you mean: 

5 Beneficios Principales de la Gestión del Portafolio de Aplicaciones

gestion_portafolio_aplicaciones_HOPEX.jpg
2280
0

La gestión del portafolio de aplicaciones ayuda a las organizaciones a inventariar aplicaciones y evaluar su valor técnico y comercial, para que las organizaciones puedan determinar cuáles conservar, modernizar o eliminar. Es una metodología probada y utilizada por los departamentos de TI para reorganizar con éxito sus sistemas de TI.

Estos son los 5 beneficios de la gestión del portafolio de aplicaciones:

1. Visibilidad y control sobre las aplicaciones / sistemas de TI.

En las últimas décadas, muchos departamentos de TI han sido testigos de un incremento importante de aplicaciones en su día a día. En la mayoría de los casos, este aumento se debe a fusiones y adquisiciones pasadas, a la globalización o simplemente al crecimiento orgánico de la empresa.

Por lo tanto, los departamentos de TI se enfrentan a una complejidad creciente, así como a múltiples redundancias o duplicidades. Carecen de un mapa general de sus aplicaciones, y la integración de nuevos recursos en sus sistemas heredados puede ser todavía más difícil.

Las herramientas de gestión del portafolio de aplicaciones ayudan a las empresas a realizar un inventario de aplicaciones bajo múltiples perspectivas, como el ciclo de vida, los costos, las implementaciones o las capacidades comerciales que admiten. Los gerentes de portafolio de TI también pueden vincular aplicaciones a tecnologías y capacidades comerciales, para que puedan comprender el impacto de un activo de TI en el negocio y comenzar a realizar análisis hipotéticos para racionalizar las aplicaciones.

Para acelerar el inventario de aplicaciones, se puede hacer un crowdsourcing a los propietarios de las aplicaciones que actualizarán la información sobre sus propias aplicaciones. En general, este inventario proporcionará una mayor visibilidad y un mejor conocimiento de los sistemas de TI, permitiendo a los líderes de TI aceptar fácilmente nuevos proyectos comerciales.

2. Racionalización de aplicaciones, reducción de costos de TI y agilidad de TI

Las herramientas de gestión del portafolio de aplicaciones incluyen muchos cuadros de mando para comprender el estado del portafolio. El cuadro de mando sobre el ciclo de vida de las aplicaciones es un ejemplo que proporciona información sobre cuándo las aplicaciones serán retiradas o reemplazadas por otra versión. Otros cuadros de mando, como los flujos de datos entre aplicaciones, dan cierta claridad sobre la posibilidad de eliminar una aplicación que intercambia datos con otras. Pero la fuerza de una práctica de gestión de portafolio de aplicaciones realmente reside en la perspectiva empresarial. Los líderes de TI tienen una comprensión clara de cómo las aplicaciones admiten las capacidades comerciales y, por lo tanto, saben qué aplicaciones son críticas para el negocio. Las herramientas de gestión del portafolio de aplicaciones también incluyen cuestionarios que permiten a los usuarios empresariales proporcionar su opinión sobre las aplicaciones que utilizan.

No solo estos cuadros de mando resaltan posibles inconsistencias, sino que también ayudan a planificar mejor la transformación de TI. Al usar estos indicadores, los gerentes de TI pueden racionalizar las aplicaciones, reducir los costos de TI y aumentar la flexibilidad de TI porque comprenden mejor el valor comercial de sus aplicaciones.

3. Reducción del riesgo de obsolescencia tecnológica y estandarización.

Los departamentos de TI a menudo administran una gran cantidad de componentes de tecnología de software que potencialmente representan una amenaza para las organizaciones. Al limitar la variedad de productos tecnológicos en uso, los departamentos de TI pueden lograr una importante economía de escala, pero también los equipos de desarrollo están mejor capacitados para usar estas tecnologías.

 

Para determinar la obsolescencia de la tecnología, las herramientas de gestión del portafolio de aplicaciones se pueden conectar a bibliotecas externas que contienen información sobre los ciclos de vida, incluidas las fechas de finalización de la vida útil. Según esta información, hay paneles disponibles que muestran cómo las aplicaciones se ven afectadas por el final de la vida útil de las tecnologías.

Una vez completada esta evaluación, los gerentes de portafolio de tecnología pueden decidir si las tecnologías cumplen o no con los estándares de la compañía.

Al definir los estándares tecnológicos, los gerentes de portafolio de tecnología ayudan a las empresas a reducir la cantidad de tecnologías y sus costos, al tiempo que garantizan que los proyectos no utilicen tecnologías no autorizadas.

4. Hoja de ruta de transformación de TI mejorada.

Si las soluciones de gestión de portafolio de aplicaciones ayudan a proporcionar una imagen completa de los sistemas de TI, también ayudan a los gerentes de TI a planificar la transformación de sus sistemas de TI.

Según los ciclos de vida de las aplicaciones y los supuestos de costos, los gerentes de TI pueden literalmente simular futuros proyectos de TI y analizar el resultado de sus supuestos. Para hacerlo, crean una combinación de iniciativas basadas en diferentes supuestos, como extender o eliminar una aplicación, y compilan estas iniciativas en diferentes escenarios. Luego, pueden ver el impacto en sus sistemas de TI y comparar los diferentes escenarios.

Al planificar y ejecutar la transformación de TI, los departamentos de TI pueden asignar más recursos a nuevas iniciativas comerciales y centrarse en la innovación.

5. Facilita la externalización de operaciones de TI, auditorías de TI y cumplimiento.

Si una organización decide subcontratar una parte de su TI, necesita hacer un inventario detallado de sus activos y potencialmente eliminar aplicaciones irrelevantes. Por lo tanto, se requiere una evaluación antes de decidir qué aplicaciones mantener o externalizar.

Agilizar la auditoría de TI o la certificación de TI es otro beneficio. Las empresas de consultoría externas u organizaciones gubernamentales podrían recomendar o exigir que las empresas supervisen adecuadamente sus activos de TI. Aquí, una práctica de gestión de portafolio de aplicaciones ayudará a las organizaciones a respaldar mejor la hoja de ruta de TI o reducir la asignación de capital para cubrir el riesgo de TI, como otro ejemplo.

 

Ver APM infografia.jpg

 

2280
0
Comment

La gestión del portafolio de aplicaciones ayuda a las organizaciones a inventariar aplicaciones y evaluar su valor técnico y comercial, para que las organizaciones puedan determinar cuáles conservar, modernizar o eliminar. Es una metodología probada y utilizada por los departamentos de TI para reorganizar con éxito sus sistemas de TI.

Estos son los 5 beneficios de la gestión del portafolio de aplicaciones:

1. Visibilidad y control sobre las aplicaciones / sistemas de TI.

En las últimas décadas, muchos departamentos de TI han sido testigos de un incremento importante de aplicaciones en su día a día. En la mayoría de los casos, este aumento se debe a fusiones y adquisiciones pasadas, a la globalización o simplemente al crecimiento orgánico de la empresa.

Por lo tanto, los departamentos de TI se enfrentan a una complejidad creciente, así como a múltiples redundancias o duplicidades. Carecen de un mapa general de sus aplicaciones, y la integración de nuevos recursos en sus sistemas heredados puede ser todavía más difícil.

Las herramientas de gestión del portafolio de aplicaciones ayudan a las empresas a realizar un inventario de aplicaciones bajo múltiples perspectivas, como el ciclo de vida, los costos, las implementaciones o las capacidades comerciales que admiten. Los gerentes de portafolio de TI también pueden vincular aplicaciones a tecnologías y capacidades comerciales, para que puedan comprender el impacto de un activo de TI en el negocio y comenzar a realizar análisis hipotéticos para racionalizar las aplicaciones.

Para acelerar el inventario de aplicaciones, se puede hacer un crowdsourcing a los propietarios de las aplicaciones que actualizarán la información sobre sus propias aplicaciones. En general, este inventario proporcionará una mayor visibilidad y un mejor conocimiento de los sistemas de TI, permitiendo a los líderes de TI aceptar fácilmente nuevos proyectos comerciales.

2. Racionalización de aplicaciones, reducción de costos de TI y agilidad de TI

Las herramientas de gestión del portafolio de aplicaciones incluyen muchos cuadros de mando para comprender el estado del portafolio. El cuadro de mando sobre el ciclo de vida de las aplicaciones es un ejemplo que proporciona información sobre cuándo las aplicaciones serán retiradas o reemplazadas por otra versión. Otros cuadros de mando, como los flujos de datos entre aplicaciones, dan cierta claridad sobre la posibilidad de eliminar una aplicación que intercambia datos con otras. Pero la fuerza de una práctica de gestión de portafolio de aplicaciones realmente reside en la perspectiva empresarial. Los líderes de TI tienen una comprensión clara de cómo las aplicaciones admiten las capacidades comerciales y, por lo tanto, saben qué aplicaciones son críticas para el negocio. Las herramientas de gestión del portafolio de aplicaciones también incluyen cuestionarios que permiten a los usuarios empresariales proporcionar su opinión sobre las aplicaciones que utilizan.

No solo estos cuadros de mando resaltan posibles inconsistencias, sino que también ayudan a planificar mejor la transformación de TI. Al usar estos indicadores, los gerentes de TI pueden racionalizar las aplicaciones, reducir los costos de TI y aumentar la flexibilidad de TI porque comprenden mejor el valor comercial de sus aplicaciones.

3. Reducción del riesgo de obsolescencia tecnológica y estandarización.

Los departamentos de TI a menudo administran una gran cantidad de componentes de tecnología de software que potencialmente representan una amenaza para las organizaciones. Al limitar la variedad de productos tecnológicos en uso, los departamentos de TI pueden lograr una importante economía de escala, pero también los equipos de desarrollo están mejor capacitados para usar estas tecnologías.

 

Para determinar la obsolescencia de la tecnología, las herramientas de gestión del portafolio de aplicaciones se pueden conectar a bibliotecas externas que contienen información sobre los ciclos de vida, incluidas las fechas de finalización de la vida útil. Según esta información, hay paneles disponibles que muestran cómo las aplicaciones se ven afectadas por el final de la vida útil de las tecnologías.

Una vez completada esta evaluación, los gerentes de portafolio de tecnología pueden decidir si las tecnologías cumplen o no con los estándares de la compañía.

Al definir los estándares tecnológicos, los gerentes de portafolio de tecnología ayudan a las empresas a reducir la cantidad de tecnologías y sus costos, al tiempo que garantizan que los proyectos no utilicen tecnologías no autorizadas.

4. Hoja de ruta de transformación de TI mejorada.

Si las soluciones de gestión de portafolio de aplicaciones ayudan a proporcionar una imagen completa de los sistemas de TI, también ayudan a los gerentes de TI a planificar la transformación de sus sistemas de TI.

Según los ciclos de vida de las aplicaciones y los supuestos de costos, los gerentes de TI pueden literalmente simular futuros proyectos de TI y analizar el resultado de sus supuestos. Para hacerlo, crean una combinación de iniciativas basadas en diferentes supuestos, como extender o eliminar una aplicación, y compilan estas iniciativas en diferentes escenarios. Luego, pueden ver el impacto en sus sistemas de TI y comparar los diferentes escenarios.

Al planificar y ejecutar la transformación de TI, los departamentos de TI pueden asignar más recursos a nuevas iniciativas comerciales y centrarse en la innovación.

5. Facilita la externalización de operaciones de TI, auditorías de TI y cumplimiento.

Si una organización decide subcontratar una parte de su TI, necesita hacer un inventario detallado de sus activos y potencialmente eliminar aplicaciones irrelevantes. Por lo tanto, se requiere una evaluación antes de decidir qué aplicaciones mantener o externalizar.

Agilizar la auditoría de TI o la certificación de TI es otro beneficio. Las empresas de consultoría externas u organizaciones gubernamentales podrían recomendar o exigir que las empresas supervisen adecuadamente sus activos de TI. Aquí, una práctica de gestión de portafolio de aplicaciones ayudará a las organizaciones a respaldar mejor la hoja de ruta de TI o reducir la asignación de capital para cubrir el riesgo de TI, como otro ejemplo.

 

Ver APM infografia.jpg